Al Gobierno no le interesan las artes, reducen presupuesto destinado a la promoción de las artes.

El Ministerio de Cultura y Deportes tiene poco interés en la promoción de las artes en nuestro país, pero tiene previsto invertir el próximo año Q60 millones en la construcción de canchas deportivas.

El proyecto de presupuesto para el 2019 que ha avanzado en el Congreso en su tercer debate tiene un incremento de Q63 millones 701 mil para el Ministerio de Cultura y Deportes en relación con el presupuesto del 201, el cual le dio la Comisión de Finanzas del Congreso debido a que la cartera del Tesoro había asignado Q7 millones 573 mil en relación con el plan de gastos de 2017.

Nueva Crispy Chicken Quesadilla, solo en Taco Bell, encuentrános en Pradera Puerto Barrios.

El incremento otorgado es para el remozamiento de canchas deportivas, según lo explica el dictamen favorable de la Comisión de Finanzas, al señalar que es deber constitucional del Estado el fomento de la “educación física y el deporte”, así como el impacto positivo que tiene el desarrollo de actividades deportivas en la salud y el sano entretenimiento de los guatemaltecos.

“El Ministerio de Cultura y Deportes dispondrá de los recursos necesarios para mejorar las condiciones de las instalaciones deportivas, lo cual contribuirá a continuar ejecutando acciones que promuevan la práctica del deporte en la población”, indica el documento. Sin embargo, no especifica cuáles y en qué lugares serán remozadas.

A pesar de que hay un incremento para dicha cartera de Q63 millones 701 mil, existe una reducción de Q4 millones 811 mil 392 en el rubro de formación, fomento y difusión de las artes, quedando un presupuesto de Q97 millones 15 mil 704. También hay una reducción de Q13 millones 650 mil 245 en el rubro de fomento al deporte no federado, dejando un plan de gasto de Q172 millones 301 mil 724.

El ministerio de Cultura y Deportes en años anteriores ha tenido dentro de su presupuesto la construcción de canchas deportivas, durante la administración del presidente Álvaro Colom se remozaron los campos del Roosevelt, entre otros.

El fomento al deporte no federado ha servido para la adquisición de uniformes e implementos deportivos como pelotas de fútbol, basquetbol y voleibol, que han sido entregadas durante los mítines políticos.

Paulo Alvarado columnista de arte, señaló que en Guatemala, como en muchas partes del mundo, no se entiende que la cultura, específicamente la artística, es un motor de desarrollo a nivel social y económico. La gente piensa demasiado que se trata de un accesorio o una decoración.

“’¡Qué bueno que vinieron para amenizar una fiesta!’ o ‘este cuadro es para decorar la sala’. Las personas no han entendido que la cultura es un movimiento económico. Lugares como Londres y Paris o Nueva York crecen mucho por el porcentaje que la cultura aporta al producto interno bruto. Las personas van a Broadway, Nueva York, y una temporada de teatro deja mucha ganancia, en Guatemala no se entiende que el movimiento cultural es un movimiento económico”, refiere Alvarado.

El experto considera que cuando se utiliza el arte de una manera moral, las personas piensan que son unos vagos, drogadictos entre otras cosas y al tener una mala imagen del artista entonces viene la pregunta “¿para qué se le va a pagar?”, entonces el deporte es bueno porque todos hacen ejercicio y la aleja de malas costumbres.

“Aunque se la ha invertido al fútbol y aunque pierda la Selección siempre se dice: ‘A la próxima ganan, y vuelven a perder, pero vuelvo a tener fe’. Pero en el arte no pasa eso, hay muchos que han sacado la cara por Guatemala: pintores, escritores, músicos y diferentes artistas, ahora por ejemplo está floreciendo el cine. Hay deportistas que sobresalen, pero lo han hecho de manera individual”, concluye.

Aunque se ha intentado otorgar más fondos al arte y la cultura, la Constitución Política establece en el artículo 91 que se destinará una asignación privativa no menor del tres por ciento del presupuesto general de ingresos ordinarios del Estado. De tal asignación el 50% se destinará al sector del deporte federado a través de sus organismos rectores, en la forma que establezca la ley; 25% a educación física, recreación y deportes escolares; y 25% al deporte no federado.

Nuevo ministro
El pasado lunes fue juramentado Elder de Jesús Suchité Vargas como ministro de Cultura y Deportes y quien trabaja desde el comienzo de la gestión de Jimmy Morales en la Secretaría Privada de la Presidencia.

Suchité Vargas fue el encargado de distribuir los medicamentos que fueron donados por la organización Esperanza de Vida -Hope of Life International- en el 2016, fármacos que resultaron vencidos.

Según la página de Guatecompras, el nuevo ministro firmó este año un contrato por Q 296 mil 774.19 para prestar sus servicios profesionales a la Secretaría Privada de la Presidencia. También fue contratado por esa dependencia en el 2016 y el 2017. Pero aparece inhabilitado por no cumplir sus compromisos con el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

El nuevo ministro de Cultura también fue coordinador cuatro de magistratura en el Tribunal Supremo Electoral y fue director General del Consejo Nacional del Deporte, Educación Física y Recreación.

Según la hoja de vida que hizo pública el Ejecutivo, Suchité Vargas es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de San Carlos y se desempeñó como gerente de la Presidencia, coordinando el Gabinete Social del Gobierno desde el 2016.

La Fundación Hope of Life International habría sido financista de la campaña electoral del 2015 de Jimmy Morales, cuando el presidenciable de FCN-Nación llegó a Estados Unidos a promoverse con los migrantes. El entonces candidato Jimmy Morales aparece en una actividad con el presidente de dicha fundación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here