Presencia de militares en eventos públicos es criticada por familiares y sobrevivientes del C.A.I.

Después de “las masacres, bombardeos, secuestros y asesinatos que hubo en nuestras comunidades, no es posible que con este gobierno salgan los militares a la calle, reprimiendo, a crear miedo y engaño a la población…”, afirmó hoy Miguel Kiej en conferencia de prensa de familiares y sobrevivientes del conflicto armado interno de 36 años (1960/1996). Además, dijo que apoyan a la CICIG e Iván Velásquez.

Tal reacción ha sido producida no sólo por el envío ayer no sólo de gran cantidad de policías nacionales civiles en la vía pública alrededor del Palacio Legislativo, donde se desarrolló una sesión solemne por el aniversario de la independencia nacional -15 de Septiembre–, sino a raíz de la presencia de elementos de tropa militar que incluyó a kaibiles entrenados en lucha antiguerrillera.

Kiej criticó entonces al respecto: “Son los militares quienes tienen amarrado al gobierno para dirigir al país y no queremos que los militares coopten las instituciones del Estado”. Otra de las dirigentes, Feliciana Macario, dijo que “rechazamos la represión militar hacia las manifestaciones ciudadanas” de grupos civiles descontentos con el estado de cosas prevaleciente.

El grupo declarante emitió, además y en coincidencia con la efemérides patria de este sábado, la siguiente declaración: “Condenamos la militarización de las mentes de nuestros hijos, obligándolos a marchar el 15 de septiembre”, porque para ellos como padres y madres de familia, simple y sencillamente “esa es una práctica militar”.

Por aparte, han exigido la renovación del mandato de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y que el gobierno de Jimmy Morales retroceda en prohibirle al comisionado Iván Velásquez su regreso al país, como al principio del presente mes lo decidió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 5 =