Trump habla mal de los indocumentados, pero emplea inmigrantes para explotarlos

Victorina Morales, una inmigrante indocumentada guatemalteca que ha trabajado durante años en limpieza para propiedades del presidente de EE. UU., le aseguró a The New York Times que varios migrantes son contratados a sabiendas de su situación irregular.

Morales, junto a otra migrante costarricense (que ya obtuvo la residencia), se acercaron al Times para hacer la denuncia, debido a que se sienten indignadas de que la administración de Trump hable tan mal de la comunidad migrante, cuando en realidad son utilizados para tareas difíciles en edificaciones y propiedades del mandatario.

“Por más de cinco años como ama de llaves en el Trump National Golf Club, en Bedminster, Nueva Jersey, Morales tendió la cama de Trump, limpió su inodoro y sus trofeos de cristal”, dice la publicación del diario, que enfatiza que debido al buen trabajo de Morales, se le otorgó un certificado para atender también la Casa Blanca. “Todo un logro para una ama de llaves sin documentos”.

Sin embargo, la guatemalteca, quien emprendió el arriesgado viaje a EE. UU. en 1999 y que fue contratada en la propiedad de Trump en 2013 a sabiendas de que tenía documentos falsos, asegura que hace la denuncia porque siente indignación por los insultos hacia los migrantes.

Las políticas de Trump contra los migrantes han hecho que los buenos trabajadores en situación irregular se sientan degradados, asegura Morales, y esas posturas animan a otros a hacer lo mismo contra los trabajadores. “La supervisora de limpieza hace comentarios con frecuencia sobre el estado irregular de los empleados, criticando su trabajo y a veces llamándolos ‘ilegales estúpidos, con menos inteligencia que un perro'”.

La agencia EFE consigna que la otra de las limpiadoras entrevistadas, Sandra Díaz, que ya no trabaja para el club de golf, recuerda que en una ocasión Trump le dio un billete de US$100 como propina por su buen trabajo limpiando el polvo.

“Hiciste un muy buen trabajo”, asegura Díaz que le dijo Trump, aunque posteriormente ese año el magnate entró en cólera porque encontró manchas naranjas en el cuello de una de sus camisas blancas, restos del maquillaje que emplea el empresario, según la limpiadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here