La Falla de Cascadia es peor que la de San Andrés y podría provocar un megaterremoto que arrasará ciudades enteras

670

Esta falla podría arrasar con ciudades enteras

La Falla de Cascadia es una peligrosa falla submarina de subducción inmóvil y silenciosa que puede generar un megaterremoto acompañado de un tsunami, que afectaría un área desde la provincia canadiense de la Columbia Británica hasta el norte de California.

No te olvides de ver la entrevista con el Doctor Alejandro Giammattei:

Todo lo que se conoce de esta falla tiene su origen en el año 1700, fue la última vez que ocurrió un megaterremoto, en la costa noroeste de EE.UU, la que se encontraba poblada por tribus indígenas y de lo que no existe ningún registro escrito, el tsunami que se produjo afectó las costas de Japón, y se bautizó como el “tsunami huérfano” porque no tenía terremoto “padre”, todavía en la actualidad, el origen del “tsunami huérfano” continúa siendo un misterio para muchos científicos.

Años después en la década de 1980 los científicos estudiaron algunas muestras de suelo hasta el interior a través de la longitud de la falla y descubrieron que la falla de Cascadia ha hecho temblar la tierra más de 40 veces en los últimos 10.000 años, provocando sismos superiores a los 9 grados con un intervalo de unos 500 años, aunque también se han dado con una diferencia de tan sólo 200 años.

En 1987 se publicó un artículo donde se explicaba que el tsunami de 1700 fue causado por una ruptura masiva de la línea divisoria de la falla de Cascadia que recorre la costa oeste de los Estados Unidos desde California a Vancouver.

Ya hace más de 300 años del último megaterremoto que se calcula tuvo una magnitud de entre 8,7 y 9,2 grados, los expertos advierten que el noreste de EE.UU todavía no está preparado para un evento de ese tipo.

La zona ocupada por esta falla es muy extensa, poco más de 800 millas (1300 kilómetros) de longitud. Es una zona de subducción, un área donde una de las placas tectónicas se fuerza debajo de otra placa chocando entre sí. La placa de Juan de Fuca es una placa que se subduce bajo la parte norte del borde occidental de la placa Norteamericana en la zona de subducción de Cascadia. Estas placas han estado bloqueadas juntas desde el año de 1700, hace 313 años. No es un caso de si sucederá, es un caso de cuando. Lamentablemente, con muchas variables, ante una combinación de terremoto y tsunami.

Una de las principales características de la falla de Cascadia es que no produce pequeños temblores y permanece inmóvil y en silencio hasta que la presión es demasiado fuerte y una de las placas se desliza, lo que da lugar a un terremoto de mega-empuje (megaterremoto) de fuerza masiva, originando una verdadera tragedia.

Con investigaciones realizadas se ha comprobado que si la falla de Cascadia logra liberar todo esa energía acumulada sería un momento de destrucción masiva para toda el área cercana a esta zona.

Los científicos plantean que las ondas Primarias desplazan la longitud de la fractura en 1 o 2 minutos; las ondas Secundarias que siguen, son las que causan el daño real, son más lentas y causarán agitación y movimiento durante unos 5 minutos, aunque su velocidad puede variar dependiendo de la velocidad que viaje a través de elementos sólidos.

Dependiendo de la duración y la magnitud del terremoto, cualquier edificio no construido para resistir terremotos se derrumbarán, no se puede prever que los edificios incluso “endurecidos” permanecerán en pie. Muchas áreas tienen cuencas sedimentarias bajo la expansión urbana y esto amplifica las ondas y los daños que causa.

Sin duda alguna el tsunami que se producirá tendrá olas de 20 a 30 metros aproximadamente, a diferencia de las olas normales que tienen pocos metros, la longitud de onda pueden tener cientos de kilómetros entre ellos. Toda la pared del agua desplazada cuando las placas se deslizan, se precipitan hacia el exterior en todas direcciones desde el epicentro del terremoto.

Cuando las olas se aproximan a la plataforma continental, el agua en la parte posterior de la ola empieza a capturar más líquido en la parte delantera, que se ha ralentizado mientras se mueve por la pendiente que marca el inicio de la masa de tierra continental, su aspecto característico de “muro de agua”.

El agua continuará fluyendo hacia adelante arrasando casi todo a su paso. Puede o no estar seguida por más olas, no hay manera de saber si va a ser una ola solitaria o seguida de una serie de olas hasta que suceda. Tampoco hay manera de saber de antemano qué tan profunda será el agua.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here