Uncategorized

Se cumplen cinco años de la caída de Otto Pérez y Baldetti; juicios aún continúan

En el año 2015, la ex fiscal general Thelma Aldana y el comisionado de la extinta Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, señalaron al entonces presidente de la República Otto Pérez Molina y vicepresidenta Roxana Baldetti, como los cabecillas de la estructura de defraudación aduanera La Línea, dedicada al cobro de sobornos a empresarios a cambio de la reducción de impuestos de importación.

En ese año, las autoridades realizaron el trabajo que les correspondía para develar a la estructura criminal, sin embargo, la caída de los exfuncionarios también se logró por el poder ciudadano en la Plaza de la Constitución. La población guatemalteca asistía cada fin de semana a ese lugar para exigir la renuncia y captura de las máximas autoridades del país.

La portada de La Hora, del 21 de agosto de 2015, destacó que, El Ministerio Público (MP), en coordinación con la CICIG, se preparaba para capturar a la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, señalada por su presunta implicación en el Caso La Línea. Mientras que, ese mismo día también se conoció sobre la solicitud de antejuicio contra el ex presidente Otto Pérez Molina.

Portada de Diario La Hora del 21 de agosto del 2015.

Al caso fueron vinculados tanto empresarios, como funcionarios allegados al binomio presidencial, quienes dejaron el cargo antes de concluir el periodo para el que fueron electos por el también extinto Partido Patriota.

Uno de ellos fue el exsecretario privado de la Vicepresidencia del gobierno patriotista, Juan Carlos Monzón, quien adoptó la figura de colaborador eficaz del Ministerio Público en el proceso quedando libre, al igual que, Salvador Estuardo González Álvarez, alias “Eco”, uno de los cabecillas de la estructura, quien ya goza de libertad, tras haberse convertido en colaborador eficaz en el caso.

A CINCO AÑOS EL CASO NO CONCLUYE

El juicio llevado a cabo por el titular del Juzgado de Mayor Riesgo “B”, Miguel Ángel Gálvez en contra de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti se ha visto afectado por distintos retrasos y tanto Pérez Molina como Baldetti, han intentado por distintos medios dejar los centros de privación de libertad en donde se encuentran recluidos; sin embargo, en varias ocasiones el Juez a cargo a denegado las peticiones hechas por los señalados.

En mayo de este año, Pérez Molina solicitó ser beneficiado con arresto domiciliario tras ser intervenido quirúrgicamente; sin embargo, este le fue denegado por el juez Gálvez, debido a que, el expresidente se encontraba internado en el Centro Médico Militar desde el año pasado, en un área aislada.

LEA: CASO “LA LÍNEA” SIGUE SIN RESOLVERSE, PESE A SU DEVELACIÓN HACE CINCO AÑOS

Mientras que Baldetti, fue condenada en el 2018 a 15 años y seis meses por el caso Agua Mágica.

Por el caso, el Juez Miguel Ángel Gálvez, emitió sentencia en el mes de julio en contra de cinco personas sindicadas en el caso de corrupción La Línea, quienes aceptaron la culpabilidad en el caso de defraudación.

Pese a que el caso fue presentado el 16 de abril de 2015, hasta la fecha no se ha determinado la responsabilidad de Pérez Molina y Baldetti en la investigación.

LA LÍNEA 2.0

El 12 de agosto, la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), dirigida por el Fiscal Juan Francisco Sandoval, presentó un nuevo caso de corrupción derivado de La Línea, en el que se habría defraudado al Estado por más de Q14 millones. La investigación revela que esta organización criminal estaba estructurada para mantener el control absoluto en las aduanas del país y así defraudar al Estado.

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar